Odio a quienes patean las butacas del cine.

Bueno, una vez más y para no perder la insana costumbre, me quejaré. Oh sí. A ver, ¿Qué les pasa? ¡Diablos!, ¡chanfle!, ¡me lleva el chamuco!, ¡me carga el tren!, ¡me quiero volver chango!
 
Ayer sabadito fui al cine, pero, aaaah, el audio era bastante malo, lastimaba los oídos, mis oídos celestiales en lugar de escuchar arpas tocadas por ángeles terminaron siendo víctimas de la mala, mejor dicho, pésima ecualización de la pista de audio, se escuchaba de la fregada (como decimos en México).

En fin, eso fue lo de menos, lo de más, y que sí es muy molesto, es que las personas (una pareja adolescente)  que estaban en los asientos detrás del mío, no tenían consideración con los demás, o sea, conmigo. 

Por qué ese afán de patear mi respaldo, que fastidio, y no tan sólo eso, sino que también tuvieron el descaro, la falta de sentido común, la mala educación de subir los pies al asiento que les quedaba enfrente, o sea, al respaldo de dos asientos a mi izquierda, no puede ser. 

Es obvio que en sus respectivas casas no les mostraron cómo comportarse en sociedad, pero al menos intenten seguir educándose mientras crecen. No pueden seguir siendo ignorantes y mal educados el resto de sus días, aaaaah. 

Ah, pero no contentos con patear mi respaldo ni con subir los pies a las butacas, que me parece de pésimo gusto, también movían los pies constantemente, ocasionando que todos los respaldos de esa fila y por supuesto que el mío también, se movieran al ritmo de los estúpidos y seguramente malolientes pies, WTF. 

Y lo peor del caso es que no es la primera vez que me sucede, bueno, en realidad me sorprende gratamente cuando esto no me pasa. Y lo que es aún peor del caso es que estoy seguro que no es la última vez, ¿qué pasa? Realmente me pregunto, ¿acaso las buenas costumbres están obsoletas en el mundo o sólo en México? ¿Me equivoqué de país? ¿Soy demasiado correcto? ¿Demasiado gruñón? Maldición.

¿Por qué las buenas maneras están mal vistas? ¿No debería ser al contrario? 

Diantres, creo que la siguiente ocasión que vaya al cine tendré que sentarme hasta arriba para evitar que alguien le dé de pataditas a mi respaldo. 

Si tú eres una de esas personas desconsideradas, MUÉRETE, TE ODIO. Te ooodioooooo. 

Uff, esto sí que me liberó, ya me siento mejor.

Hasta el siguiente post. Aguuurrrrr.

Encuéntralo

Sponsored Links